El tiempo pasa y cada vez nos quedamos más corto para cumplir con nuestras metas.

21 Ago 2017
81 veces

Cuando perdemos un ser querido que estaba en una etapa de su vida que, aunque no muy joven si con posibilidades de vivir una vida plena nos cuestionamos y las preguntas nos invaden hasta que buscamos respuestas.

¿Pero que pasa si esa persona no se preocupó en tener hijos, en prevenir por motivos de enfermedad o soledad una mala jugada del tiempo, del destino?

Es triste perder un ser querido haya sido familia, amigo y/o compañero de vida, pero debemos reflexionar y hacer un buen uso de nuestro tiempo, trazarnos metas, deseos y porqué no ampliar nuestra descedencia siempre y cuando sea para hacer el bien y aportarle al mundo cosas mejores.

Debemos plantearnos vivir mejor, hacer el bien sin mirar a quien y sobre todo distribuir nuestro tiempo en aquellas cosas que realmente ameriten espacio en nuestras vidas y claro siempre tener un espacio para agradecerle a Dios por todo sobre manera porque nos concede tiempo para realizar todo aquello que hemos planificado y tenerlo a él como nuestro norte para ser mejores y no desperdiciar nuestro tan valioso y añorado tiempo.

Recordemos esta frase y pongámosla en práctica siempre…

“Hasta que no te valores a ti mismo no valorarás tu tiempo. Y hasta que no valores tu tiempo no harás nada con él.” – M.Scott Peck

Valora este artículo
(0 votos)

Periódico Digital, Desde Santo Domingo, República Dominicana

Los más Populares

Galeria de Fotos